miércoles, 5 de enero de 2011

Tú, el amor de mi vida.




Que no nos queda tiempo no nos podemos parar que somos como el viento
quién sabe donde irá.



No hay comentarios:

Publicar un comentario