sábado, 29 de enero de 2011

unos cortos, otros largos-


No me preguntes si anoche estuve en casa dormido. Tampoco que hacía mi coche en la puerta del bar del olvido.
No preguntes si es que estaba de fiesta con los amigos que mis respuestas son balas para tu corazón herido.

Pero si me dejas esta noche yo te doy
todos los besos que te debo.

Ya sé que siempre digo que empiezo a partir de hoy y que luego nunca me atrevo.
Pero si me dejas yo te canto una bossanova
y no te voy a dejar ni un minuto sola.
Si te dejas llevar como el mar lleva a las olas hasta las rocas.

No preguntes por qué huele mi camiseta a pachuli, ni que ruido de mujeres se escuchaba cuando me llamaste al móvil.

Que hay tragos que son amargos, hasta los del mejor vino, unos cortos, otros largos, pero todos son dañinos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario