sábado, 29 de enero de 2011

Californication.


-Si tienes algo que decirme hijo, suéltalo.
-Tu siempre te estabas tirando a otra.
-Tu madre tuvimos un montón de problemas, nos casamos muy jóvenes y no eramos compatibles en ese aspecto. ¿Sabes lo que digo?
-Oh, creo que si y me gustaría que alguien me diera un golpe en la cabeza ahora mismo
-No me siento muy orgulloso de algunas cosas que hice, pero si pudiera volver atrás no querría hacerlas de otra forma.
-¿Por qué dices eso?
-Por que no ha habido mujer que se haya cruzado en mi camino de la que no me haya enamorado ya fuera por diez minutos o diez años. ¿Habría sido mejor toda una vida negando eso? Tu madre era la católica la que tenía ese rollo culpable no yo, la vida es muy corta para bailar con gordas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario