domingo, 30 de enero de 2011

Capitán Cobarde.


Es la pálida muestra, que alargando mi sombra,
me declaras maldito me reduces la historia.

Te creías que eran gaviotas y son buitres
y asustando de las nucas las esencias van, jugando
con mi pan, jugando con mi pan.

Que si el barco se hundiera yo sería el capitán
y éste no es mi barco, y yo no soy de nadie,
tampoco sé nadar.

Me dedico a soplar niebla, que los bichos están ahí
que prometen almohadas te las dan por las dos caras
quieren jugar con la boca de sangrar, de no latir.

Rechacé de carne las calculadoras, analógico es
el pulso que me mueve y sé que van, jugando con mi pan
jugando con mi pan.

A lo lejos veo tierra, signos inconfundibles
otra vez sobrevuelan no sé si serán aves fénix o buitres.

Trotaré otra vez tus pútridos pasillos anclarán de
nuevo mi hábito en el lodo irán jugando con mi pan,
jugando con mi pan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario