domingo, 24 de julio de 2011

Cantautores

Cuando te canses de interpretar
esos papeles de plata, cuando los coches de esta ciudad
no sean más que hojalata, habrá espacio para los dos
entre toda esta locura, y las noticias de las tres
no tendrán más que contar.


Cuando acaricies la multitud al ritmo de una canción tan pequeña,
nunca te harás mayor, tu memoria es tan frágil como tu voz.
Te he visto caer y luego volverte a levantar
diciéndome que no lo harás más.


Cuando no te puedas levantar, cuando no encuentres motivos,
sabes que volveré a buscarte para decirte que no todo está mal.


No somos más que el reflejo de los tiempos que corren,
dos insolentes pisando lo que otros pisaron antes,
no somos más que amantes que han perdido el tiempo.
Pero hay algo que elige por mí, algo que llevo muy dentro,
nunca he sabido porque lo hago, es algo tan bello que hace daño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario