domingo, 25 de septiembre de 2011

a.


Y es cada segundo de dolor prohibido entre lo eterno y el olvido por el que matamos a Cupido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario