lunes, 12 de abril de 2010

prometea, estas prohibida.

Esta historia que vá, nunca nadie se atrevió a contar me acuerdo muy bien, sucedió hace mucho tiempo atrás, me faltaba tiempo para pensar, a mis prejuicios maté y nunca más los voy a desenterrar.

Recuerdo el whiski atravesando mi piel.
Háblame,estoy prohibido y lo sé.
Nos hemos dado cuenta, quiero más y está jodido el percal.

Luego todo acabó y ahora sólo queda el mal humor.
A veces nacer y a veces ganas de acabar con tó.
Te vuelvo a llamar, paso un mal rato hasta que vuelvo a olvidar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario